Huertos

Una veintena de predios se evaluaron antes de llegar al Huerto La Marquesa de Leyda (Quinta Región), que cautivó a los empresarios que iniciaban este proyecto olivícola. Maravillados con las características de este valle emergente, decidieron apostar por este poco explotado rincón de Chile, iniciando así la plantación de las primeras 100 hectáreas en 2006. Desde la primera cosecha en 2008, la producción se ha caracterizado por una marcada concentración de aromas y sabores gracias al clima fresco y la lenta maduración de las olivas. Con 205 hectáreas en total, el campo tiene capacidad para producir 2 millones de kilos de olivas al año.

A fines de 2008 se comenzó a plantar el segundo campo, El Cerrillo, en Pumanque (Sexta Región). En una zona de clima mediterráneo muy marcado, con muchas horas de luz, este huerto tiene 160 hectáreas plantadas y destaca por tener rendimientos algo más altos que los de Leyda, pero teniendo también muy buena calidad de fruta.

El Cerrillo posee una nueva almazara de alta tecnología, que permite procesar en el mismo campo todas las variedades que ahí se producen.